Al norte de la provincia de Huelva, junto al Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, se halla un espectacular paraje que parece no pertenecer a este mundo, sino que más bien parece asemejarse a paisajes del mismísimo planeta Marte.  Un paisaje caracterizado por coloridos y gigantescos cráteres, y por una escasa vegetación, donde quedan repartidos cementerios de centenarias locomotoras y de maquinaria relacionada con la extracción de minerales, lo que convierten este lugar en un recóndito y misterioso escenario situado a poco más de una hora de la ciudad de Huelva.

Se trata de las Minas de Riotinto, un pedazo del planeta rojo situado en Andalucía y un enclave minero que lleva a sus espaldas más de 5000 años de explotación, siendo cerrado a principios del siglo XXI debido a la escasez de rentabilidad que aportaban sus minas. En estas minas se extraían materiales como la pirita (Sulfuro de Hierro) y la calcopirita (Disulfuro de Hierro y Cobre), los cuales han convertido este paraje en un escenario donde se mezclan tonos rojos, amarillos, violetas, verdes, grises y ocres que colorean las impresionantes explotaciones mineras a cielo abierto. En la actualidad, se trata de un paraje misterioso y silencioso, donde la naturaleza se entremezcla con un espacio que ha sido alterado por el hombre durante miles de años.

Las Minas de Riotinto se encuentran repartidas principalmente por los territorios de tres localidades onubenses: Río Tinto, La Dehesa y Nerva, siendo la primera de ellas la más conocida, pues es la que le da nombre a estas minas y además, la que tiene acceso a la mina más profunda del complejo, al museo minero y al ferrocarril turístico, de los cuales hablaremos más adelante. Su paisaje más marciano se corresponde con la mina de Cerro Colorado, situada a las fueras de la población de Río Tinto en dirección Nerva y que cuenta con un mirador que le regala al visitante una de las mejores vistas panorámicas de la cuenca minera.

Estas minas fueron explotadas por el estado español hasta 1873, cuando fueron compradas por la empresa británica Rio Tinto Company Limited. Dichas minas, se encontraban bastantes aisladas de los principales núcleos urbanos, sin buenas carreteras y sin ferrocarril hasta 1875, lo que obligaba a sus trabajadores a pasar la mayor parte del tiempo en esta zona. La llegada de los ingleses a estas minas supuso en cierto modo una revolución para esta tranquila y aislada zona serrana, pues no querían mezclarse con las poblaciones locales, por lo que decidieron crear una sociedad cerrada que los separaba de quienes trabajaban en la extracción de minerales. Así se construyó el barrio de Bellavista, situado a espaldas de la población local y rodeado de un muro de piedra flanqueado por dos garitas con vigilantes para impedir el acceso a toda aquella persona que no estuviese acreditado por la compañía. Para evitar todo contacto con los habitantes de esta zona, los habitantes de este barrio contaban con todas las infraestructuras necesarias, desde un club social, un minigolf, una iglesia anglicana, un cementerio y hasta un campo de fútbol. Este deporte fue uno de los medios que los ingleses usaron para no aburrirse y su práctica derivó a convertir a Río Tinto en “La Cuna del Fútbol en España”, ya que aquí fue donde se originó la práctica de este deporte en nuestro país y donde se afianzó con la fundación del Recreativo de Huelva en 1889, considerado el club de fútbol más antiguo de España.

Desde que las minas fueran cerradas, este lugar se ha convertido en una atracción para miles de turistas que acuden a realizar las actividades que ofrece el Parque Minero de Rio Tinto y a presenciar este singular paisaje, el cual ha sido escenario de películas como “El corazón de la Tierra” o “La posibilidad de una isla”. Pero no sólo turistas y directores de cine se han interesado por las Minas de Riotinto, también lo ha hecho la propia NASA, pues sus increíbles semejanzas con el planeta Marte han despertado el interés los científicos de esta agencia espacial estadounidense y de la ESA, Agencia Espacial Europea, la cual eligió este lugar para probar soluciones tecnológicas que se emplearán en futuros viajes a Marte, realizando ensayos con vehículos robóticos como el Eurobot, así como pruebas de nuevos trajes, equipos médicos y módulos de aislamiento.

Riotinto a su paso por la Palma de El Condado (Huelva)

El Parque Minero y sus atracciones

El Parque Minero de Riotinto, ubicado en la localidad de Minas de Río Tinto, ofrece al visitante la posibilidad de conocer de cerca este milenario yacimiento minero a través de diversas opciones, como realizar un viaje en ferrocarril, adentrarse en el interior de una profunda mina, visitar una casa victoriana en un barrio inglés o conocer el famoso museo minero que allí se encuentra. A continuación, os mostramos las atracciones y actividades que podéis realizar en este parque minero:

Tren minero

  1. Paseo en ferrocarril:

La adquisición de las minas por parte del consorcio británico Riotinto Company Limited en 1873 trajo consigo el Ferrocarril, símbolo de la llega de la revolución industrial a esta zona, lo cual contribuyó notablemente al desarrollo socio económico de la misma, siendo su objetivo principal la conexión de las minas con el puerto de Huelva. En total se construyeron 300 km de vías que se adaptaban a la orografía del paisaje, paralelas al Río Tinto y con 12 estaciones para regular el tráfico de mercancías, en el cual participaron más de 1300 vagones y 2000 vagonetas tirados por 143 locomotoras de vapor y 7 eléctricas, las cuales fueron fabricadas en Gran Bretaña entre 1874 y 1954.

El ferrocarril de las minas de Riotinto funcionó sin cesar mientras la compañía inglesa fue propietaria de las mismas hasta 1954, y aún después de esta fecha, cuando pasaron a manos españolas. El cese de su funcionamiento llegó en 1964 con la construcción del Polo Químico de Huelva, ya que para entonces, las mercancías ya no se embarcaban en dirección Gran Bretaña, sino a España, por lo que resultaba más económico transportar la mercancía a través de camiones, quedando el muelle minero de Huelva completamente inutilizado en el año 1975, siendo en el año 1984 cuando el último ferrocarril bajó desde la Mina de Riotinto a dicho muelle.

Museo minero

  1. Museo Minero de Riotinto “Ernest Lluch”

El Museo Minero de Riotinto supone para el visitante un resumen en el espacio y tiempo de un territorio y cultura minera que cuenta con más de 5000 años de historia. El edificio donde se ubica fue inicialmente el hospital de la empresa británica que lo gestionaba, dedicado a prestar atención sanitaria a los empleados y personas que vivían en el barrio inglés de Bellavista. Hoy día, es el centro de interpretación del Parque Minero de Riotinto, el cual ha contribuido en los últimos años al estudio de la Minería y la Metalurgia, siendo galardonado con el Premio Henry Ford a la Conservación del Patrimonio (1998) y con el Premio de Patrimonio Cultual de la UE EUROPA NOSTRA (2003). El nombre del Museo se debe al primer presidente de la Fundación Riotinto, Ernest Lluch, político español del PSC asesinado a manos de la banda terrorista ETA en el año 2000.

El museo ofrece al visitante 1800 m2 de superficie expositiva dividida en 8 espacios expositivos, en los que se puede contemplar una reproducción de Mina Romana y realizar un recorrido por las características medioambientales y geológicas de la comarca, así como por la historia del yacimiento minero, pudiendo conocer piezas de arqueología industrial como el vagón del Maharajá, el vagón de vía estrecha más lujoso del mundo, el cual fue construido para la reina Victoria de Inglaterra y traído a Riotinto para una visita de Alfonso XIII.

Casa 21

  1. Casa 21

Como hemos mencionado anteriormente, en este parque es posible encontrar el barrio inglés de Bellavista, en el cual se alojaban los empleados que trabajaban para la compañía británica. En la actualidad, este barrio inglés tiene acceso libre y cualquier visitante puede disfrutar de un paseo por las calles del típico poblado británico sin salir de la Cuenca Minera.

Entre las casas de este barrio, encontramos la Casa 21, restaurada y recreada para hacer ver al visitante como era la vida tradicional inglesa en la época victoriana, donde es posible incluso tomar un té con pasas al más puro estilo inglés. Esta casa posee tres plantas y dos jardines con una superficie de 540 m2, entre las que podemos encontrar dos espacios expositivos, uno dedicado a exponer cómo y por qué fue construido el barrio, sus fases y los edificios que lo componen; y otro dedicado a exponer la vida cotidiana de la colonia británica, ofreciendo al visitante un viaje en el tiempo a la época victoriana.

Peña de Hierro

  1. Peña de Hierro

En el extremo oriental del parque, a 3 km de la población de Nerva, nos encontramos con la mina Peña de Hierro, una mina menor en comparación con otras pero con unas leyes en metales muy altas. Su historia se remonta a la época romana, alcanzando su mayor productividad entre mediados de siglo XIX y principios del siglo XX, explotada por diversas compañías a lo largo del tiempo. Al igual que el resto de minas, se encuentra en una región geológica llamada la Faja Pirítica Ibérica, formada por materiales de origen volcánico que tienen más de 300 millones de años, lo que hace que estas tierras posean gran cantidad de metales y sulfuros. que sirvieron para obtención de cobre, azufre y otros polimetálicos.

Se trata de una mina a cielo abierto de 330 metros en su eje mayor y con una profundidad de 85 metros, que cuenta con un pozo o mina subterránea de 155 metros de profundidad. La Fundación Riotinto ofrece al visitante la posibilidad de adentrarse en las profundidades de esta mina a través de visitas turísticas de la mano de guías especializados que lo acercan a uno de los parajes más bellos de esta comarca y donde es posible contemplar inigualables panorámicas de este paisaje extraterrestre a través de sus distintos miradores. Además, también es posible visitar el lugar donde la NASA y la ESA han realizado sus investigaciones y entrenamientos espaciales, así como el nacimiento del famoso Río Tinto que da nombre a esta singular región.

 

Sin lugar a dudas, las Minas de Riotinto suponen un extraño paisaje de gran valor geológico debido a sus metales y yacimientos; y de gran valor etnográfico, debido a su bien conservado patrimonio histórico-minero.
Si quieres visitar este espléndido lugar y acercarte de alguna forma al planeta rojo, así como conocer la historia y cultura minera, Andalucía Experiencias te ofrece la posibilidad de realizar una ruta por estos parajes marcianos a través de un tour guiado de la mano de profesionales, el cual incluye además, una visita guiada a las bodegas de Brandy Luis Felipe, situada a unos cuantos kilómetros de las Minas de Riotinto.

 

http://andaluciaexperiencias.com/producto/expedicion-a-marte/

Por IRENE NAVARRO

 

FUENTES:
www.parquemineroderiotinto.es/

www.viajaporlibre.com/blog/minas-de-rio-tinto-encuentros-en-la-3o-fase/

www.20minutos.es/noticia/2777639/0/mina-riotinto-produce-mas-4-000-toneladas-cobre-primer-trimestre-2016/

www.elpais.com/ccaa/2015/04/17/andalucia/1429290102_526086.html

www.andalucia.org/es/reportajes/minas-de-riotinto-un-viaje-a-otro-mundo/

www.20minutos.es/noticia/267235/0/riotinto/pelicula/